Una oferta cargada de aventura es la que pone a disposición de los viajeros osados OLYMPUS TRAVEL. Esta vez el destino es Chuspipata con el circuito “Ruta Vertical” de cinco emocionantes actividades.


La Región / Fotos: Olympus Travel

Al llegar a Chuspipata se siente la humedad en el ambiente, la niebla es parte del paisaje y las precipitaciones abundantes no sorprenden a los lugareños pues toda la zona es parte del ecosistema de los Yungas de La Paz. Definitivamente, un ambiente que fascina a los visitantes.

Este es el lugar donde OLYMPUS TRAVEL te propone disfrutar de los momentos más emocionantes que puedas imaginar en la denominada “Ruta Vertical».

11A_00012

Se trata de un circuito que consiste en una vía ferrata con cinco actividades: rappel, escalones, puente colgante, tirolesa/zipline, y rope swing. Operado por expertos certificados en turismo aventura e ingenieros quienes supervisan la instalación correcta de toda la estructura de la vía ferrata.

Administrado con el apoyo de las comunidades de San Juan de la Miel y Villa Ascensión, el circuito contribuye al desarrollo de las comunidades aprovechando el potencial de sus habitantes y toda la cadena de servicios generando ingresos para las familias.

El servicio incluye transporte privado La Paz – Chuspipata – La Paz, guías bilingües, equipo de seguridad y almuerzo con opción vegetariana.

En este viaje, la aventura se mezcla literalmente con la naturaleza. La belleza de las impresionantes laderas verdes se conjuga con precipicios, ríos, cascadas y una vegetación impresionante.

El recorrido que se hace por las vías ferratas (caminos de hierro) permiten desplazarte tanto en horizontal como vertical  en un sendero equipado con clavos,  grapas, presas, pasamanos, cadenas, puentes colgantes y tirolinas.

DSC_0054

Para los turistas que se animen a este viaje, y que lleguen de cualquier parte del país, la aventura empieza en La Paz, desde donde se recorre al menos dos horas hasta llegar al sitio para iniciar el circuito.

Si bien los nervios son evidentes entre los viajeros, el miedo se disipa tras la explicación de las medidas de seguridad que brindan los guías expertos y sólo queda la ansiedad de empezar la aventura.

En este viaje, la aventura se mezcla literalmente con la naturaleza.

Para muchos todo es nuevo: usar arneses, mosquetones, cintas y otros elementos que garantizarán un recorrido divertido pero sobre todo seguro. Con los cascos puestos, empieza el reto y toca hacer un descenso a rappel, utilizando una cuerda hasta el punto desde donde se cruzará el temido puente tibetano.

DSC_000001.JPG_9

Este es un puente colgante de al menos 30 metros de largo formado por tres cables en forma triangular. Al iniciar la caminata, agarrándose de los cables que hacen de pasamanos a los lados, uno se siente como trapecista colocando un pie delante del otro sobre el cable que cuelga a una altura que te permite disfrutar de un paisaje único.

El último paso se da con un alivio profundo aunque la aventura apenas está iniciando porque luego  viene una escalada vertical, previa a la tirolesa  de unos 100 metros. Al desplazarse de un cerro a otro, colgando de una  polea la adrenalina está a flor de piel y ya en este punto sólo queda hacer un último descenso para llegar al último nivel desde donde se realiza el salto final al vacio: el rope swing. Definitivamente, la “Ruta Vertical” te reta a superar todos tus miedos. ¡¡¡Desafía tus límites!!!

 

CONTACTOS

  • Santa Cruz: Olympus SRL:3-333913 / 79875321
  • Sólo en La Paz: 78963263 / 70536312

 


Lee este y otros temas en la última edición de nuestra revista digital.

Portada

 

Firma-Doly

 

 

 

 

 

 

PUBLICITA INTERNAS

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí