Monday, July 15, 2024
HomePortadaBolivia Trip: El tour al Salar de Uyuni que no te puedes...

Bolivia Trip: El tour al Salar de Uyuni que no te puedes perder

El sol de la mañana se refleja en la inmensidad blanca del Salar de Uyuni, creando un efecto visual que hipnotiza a quienes nos adentramos en este paisaje surrealista. Un mar de sal que se extiende hasta donde alcanza la vista, salpicado de pequeñas islas y enmarcado por las montañas de los Andes. Es en este escenario único es donde comienza la aventura.

Día 1. La magia del Salar

El viaje comienza en Uyuni, la ciudad puerta al Salar,  ubicado al suroeste de Bolivia, en el departamento de Potosí, a unos 3600 metros sobre el nivel del mar. Tras conocer a nuestro conductor, un experto apasionado por su tierra, nos subimos a un cómodo transporte 4×4 para adentramos en el desierto de sal más grande del mundo: el Salar de Uyuni. 

El tour “Bolivia Trip” te ofrece una experiencia completa e inmersiva, permitiéndote descubrir cada rincón del salar a tu propio ritmo. Gracias al sistema de audioguía, disponible en inglés, francés, portugués y español, podrás obtener información detallada sobre los lugares que visites y comprender la riqueza cultural e histórica de esta región.

El primer recorrido es por un sitio impresionante. A unos tres  kilómetros de la ciudad de Uyuni se encuentra el Cementerio de Trenes, un singular museo al aire libre donde decenas de locomotoras y vagones oxidados yacen abandonados desde hace más de medio siglo. Estos esqueletos metálicos, víctimas del paso del tiempo y abandono son un homenaje a una época de auge industrial y un recordatorio del declive de la industria ferroviaria en la región. 

Visitar el Cementerio de Trenes es como realizar un viaje en el tiempo entre colosos de hierro. Caminar entre los vagones, subir a las locomotoras y observar el paisaje desértico que los rodea transporta a una época de progreso y pujanza. Los trenes, otrora símbolos de la modernidad, ahora se erigen como esculturas silenciosas.

Nuestra siguiente parada es Colchani, un pequeño poblado ubicado en las orillas del Salar de Uyuni. Aquí, la vida gira en torno a la extracción de sal, una actividad ancestral que ha marcado la identidad y el modo de vida de sus habitantes.

Lejos de la tecnología y las herramientas modernas, los lugareños se valen de métodos rudimentarios para extraer la preciada sal del salar. Observar su trabajo, realizado con esfuerzo y dedicación, nos conecta con la esencia de este lugar y nos da una profunda admiración por su cultura y tradición.

Al continuar el tour, nos adentramos en el maravilloso Salar de Uyuni, una extensión infinita de sal blanca. En nuestro camino encontramos los ojos de sal, orificios en la superficie que nos permiten contemplar la gélida salina que yace debajo. A través de ellos, podemos observar vestigios del antiguo lago que alguna vez cubrió este territorio.

Una parada obligatoria en este recorrido es el  Hotel Playa Blanca, construido íntegramente con bloques de sal. Realmente un atractivo que deja asombrados a todos los visitantes; hay quienes incluso quieren comprobar saboreando sutilmente el material con el que está construido.

Continuamos nuestro camino hacia la Isla Incahuasi, un oasis de piedra y enormes cactus en medio del blanco infinito. Desde la cima de la isla, disfrutamos de una vista panorámica impresionante de este destino turístico, un paisaje que parece sacado de otro planeta; “no por nada fue elegido como una de las locaciones de la película  Star Wars VIII”, cuentan orgullosos los lugareños.

Al caer la tarde, somos testigos de un espectáculo mágico: la puesta de sol sobre el Salar. El cielo se tiñe de colores naranjas, rosados y violetas, creando un juego de luces y sombras que nos deja sin aliento. Al final del día, pasamos la noche en un hotel muy acogedor que nos permite sentirnos aún más conectados con este lugar mágico.

Día 2. Rumbo al sur y encuentro con el Volcán Ollagüe

Después de un muy buen desayuno emprendemos la travesía hacia el sur, donde nos espera la imponente presencia del Volcán Ollagüe. Este gigante de fuego, frontera natural con Chile, se alza majestuoso en el horizonte, coronado por fumarolas que anuncian su naturaleza activa; un espectáculo natural que nos recuerda el poder y la belleza de la tierra.

Continuamos viaje para conocer las famosas “Joyas Andinas”, un conjunto de lagunas de colores vibrantes que cautivan a los visitantes. Admiramos las lagunas Cañapa y Honda y la Laguna Hedionda, famosa por sus flamencos rosados.

Tras un día de aventura recorriendo las lagunas y paisajes del Salar de Uyuni, llegamos al ecoalbergue “Los Flamencos”, nuestro refugio para la noche. Ubicado a 4.500 metros sobre el nivel del mar, este oasis multicolor se alza en medio de un paraje que parece sacado de una paleta de pintor.

La naturaleza, caprichosa y generosa, ha combinado una gama de colores vibrantes que adornan el entorno del lugar. Los tonos ocres de la tierra se mezclan con el azul intenso del cielo y el rosa pálido de los flamencos que habitan en las lagunas cercanas.

Desde las cómodas habitaciones disfrutamos de una vista panorámica impresionante. 

Día 3.  Laguna Colorada, Valle de las Rocas y el regreso a Uyuni

Con el sol asomándose por detrás de las montañas, emprendemos nuestro último día en el Salar de Uyuni. La aventura nos lleva hacia la Reserva Nacional Eduardo Avaroa, un territorio donde la naturaleza se expresa en formas caprichosas y vibrantes.

En el trayecto encontramos el Árbol de Piedra, una formación eólica imponente que se erige como un centinela en medio del Desierto de Siloli. Su silueta, esculpida por el viento y la arena, nos recuerda la fuerza de la naturaleza y la fragilidad de la vida.

Continuamos nuestro viaje para apreciar el famoso géiser Sol de Mañana, un lugar donde la tierra hierve y las fumarolas liberan vapor y gases hacia el cielo, brindando un espectáculo natural único. Finalmente, llegamos a la Laguna Colorada, un espejo de agua que refleja los tonos rojizos del cielo andino. El color de la laguna se debe a la presencia de Dunaliella salina, un alga microscópica que le da un tono único a este paisaje surrealista.

Tras disfrutar de un delicioso almuerzo, iniciamos el camino de regreso a Uyuni. En el trayecto, realizamos nuestras últimas visitas del viaje: el Valle de las Rocas, un laberinto de formaciones rocosas que parecen sacadas de un cuento de hadas, y el pueblo de San Cristóbal.

Al caer la tarde, arribamos a Uyuni con el corazón lleno de recuerdos y la satisfacción de haber vivido una experiencia única. 

¿Por qué elegir Late Bolivia tour operadora para conocer El Salar de Uyuni en Bolivia?

•     Comodidad y seguridad garantizadas: Viajarás en un grupo pequeño de solo 4 pasajeros, disfrutando de un transporte semiprivado. La comodidad y la seguridad son nuestras prioridades.

•     Hoteles de calidad, con baño privado y calefacción.

•     Experiencia personalizada garantizada: Nuestros conductores, con años de experiencia, son profesionales serios y responsables que te brindarán atención de primera. 

•     Salidas fijas diarias: La flexibilidad de nuestras salidas fijas diarias te permitirá organizar tu viaje con tranquilidad. Elige la fecha que mejor se adapte a tu agenda y prepárate para una aventura inolvidable.

Testimonios que hablan por sí solos:

“Bolivia Trip fue la mejor experiencia que pudimos tener en Bolivia. Los paisajes son increíbles, los guías muy profesionales y la atención de primera. ¡Totalmente recomendable!” – Ana y Juan

“Un viaje inolvidable que superó nuestras expectativas. Todo estuvo perfecto, desde la organización hasta la atención recibida. ¡Gracias Late Bolivia!” – Pedro y María Leer más testimonios

Lee otras reseñas de tripadvisor aquí

 ¿Deseas conocer todos los detalles del tour?, ingresa al website para tener la información completa: www.boliviatrip.tours 

Síguenos en:

DESTACADOS